24.5 C
San Juan
sábado, octubre 16, 2021

CURIOSIDADES SOBRE LAS FRUTAS Y HORTALIZAS

Consumes de forma habitual frutas y hortalizas, pero es muy probable que muchas cosas sobre ellas desconoces. A continuación, vamos a darte a conocer algunos de los datos más peculiares que seguro te sorprenderán.

 

  • Las bananas son muy buenas contra la acidez de estómago.
  • Si tiras una manzana al agua, ésta flotará. Esto es debido a que son porosas, un 25% de ellas es simplemente aire.
  • El consumo de sandía mejorará el aspecto de tu piel y de tu cabello.
  • Un kiwi tiene dos veces más vitamina C que una naranja.
  • La frutilla es la única fruta que tiene las semillas en su exterior y, ¡puede llegar a tener hasta 200!
  • La remolacha comestible, contrariamente a lo que se piensa no engorda. Sólo presenta 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos, lo mismo que el zapallo, la zanahoria y la calabaza.
  • Las frutas rojas fortalecen la salud cardíaca; las verdes, el sistema óseo, y las azules y moradas, la memoria.
  • Una palta tiene mucho más potasio que un plátano.
  • El higo es una de las frutas que cuentan con más antigüedad. Además, media taza de higos contiene tanto calcio como media taza de leche.
  • Prevención de aborto. El consumo regular de frutas y verduras durante el embarazo puede disminuir los riesgos de aborto espontáneo hasta en un 50%.
  • Una manzana al día te mantiene saludable, ya que disminuye los niveles de colesterol de la sangre, aporta vitaminas C y E y potasio y aumenta las defensas del organismo, además de blanquear los dientes.
  • Los pimientos son frutas, si creías que eran verduras estabas en un error, pues nacen de las semillas de una flor, lo que la convierte en fruta. Lo mismo ocurre con los pepinos, las calabazas y la palta.
  • La lenteja es más nutritiva que la carne. Esta afirmación se cumple sólo si se la combina con trigo, arroz o cebada. En realidad, todas las legumbres son una excelente fuente de energía y proteínas.
  • El consumo de frutos secos de forma habitual hace menos probable que sufras un infarto de corazón.
  • Las aceitunas son muy saludables. Son muy buenas para las personas que tienen anemia por su alto contenido en hierro. Previenen enfermedades cardiacas y del aparato circulatorio. Su alta cantidad en fibra ayudan a regular el intestino y contra el estreñimiento.
  • Las pepitas de sandía se comen: Sí, se comen y de hecho son una gran fuente de fibra, magnesio, zinc, grasas poliinsaturadas, proteínas vegetales, entre muchos más beneficios.
  • El rojo es tu mejor aliado antiedad: El color rojizo de las frutas y verduras se debe al licopeno, un poderoso antioxidante que te ayudará a prevenir el envejecimiento celular.
  • Los tomates son mejores cocinados: Aunque la mayoría de alimentos pierden sus propiedades al ser calentados o cocinados, los expertos han demostrado que al calentar los tomates intensificamos el licopeno (un gran antioxidante) contenido en ellos por lo que se convierten en un alimento aún más saludable que si estuviera crudo.
  • El color de los chiles no dice absolutamente nada sobre su sabor. En cambio, su tamaño sí lo hace. Cuanto más pequeño es un chile, más picante e intenso será su sabor.
  • Si quieres ayudar a prevenir resfriados, las naranjas no son tus únicas aliadas. De hecho, el perejil, el pimiento rojo, el brócoli o el kiwi tienen más cantidad de vitamina C.
  • Hortalizas como la cebolla, ajo y puerro ayudan a prevenir el cáncer de estómago y colorrectal.
  • Melón y sandía, mejor al mediodía: Aunque son deliciosas, no se recomienda su consumo por la noche, ya que debido a su gran cantidad de agua fermentan muy rápido en el estómago y pueden causar indigestión.
  • Las hojas para ensalada se parecen, pero son muy distintas. La col es buena para el cansancio, el berro es rico en vitamina A y C y la lechuga es perfecta para el intestino. Las espinacas, por su parte, son una fuente inagotable de vitamina A, C, E, magnesio, hierro y ácido fólico.
  • Al pelar o cortar las frutas, cambiamos las propiedades de las mismas. Esto sucede porque el contacto con la luz y sobre todo con el aire produce oxidación y pérdida de vitamina C, por lo que, si no lo vamos a comer al momento, mejor no manipular la fruta.
  • La banana ayuda a controlar el peso, ya que nos ayuda a sentirnos saciados y, contrariamente a lo que se cree, no es muy calórico. Su alto contenido en pectina contribuye al control de la grelina (la hormona implicada en el aumento del apetito) y el de leptina ayuda a alcanzar el estado de saciedad y aumenta el gasto energético.
  • Cocción de los vegetales: para que mantengan el máximo de vitaminas y minerales no solo depende del tiempo de cocción, también de la cantidad de líquido que añadas. En ambos casos, cuanto menos, mejor.
  • Las aceitunas tienen vitamina E y son muy beneficiosas para los bebés. Se recomienda agregar a la dieta 2 o 3 aceitunas a partir de los 6 meses de edad. Además, por su alto contenido en vitamina E la piel de las aceitunas es excelente para el tratamiento de las quemaduras.
  • Comer zanahorias mejora la vista, ya que contienen vitamina A, al igual que el zapallo, el durazno y los vegetales de hoja verde.
  • Almendras y avellanas para iluminar la piel. La vitamina E es una gran aliada para cuidar de nuestra piel. Aunque está presente en varios frutos secos, son las almendras y las avellanas las que más contienen.
  • El melón y el kiwi tienen bastante sal, no se recomienda su ingesta en grandes cantidades en personas hipertensas.
  • Una naranja al día protege tus ojos. Las personas que comen a diario naranjas tienen un 60% menos riesgo de degeneración macular asociada a la edad (DMAE).
Entregaron notebooks a la zona sanitaria II de Valle Fértil
VER
Parte de Salud Pública sobre coronavirus Nº 538 - 25/08
VER

 

Sánchez María Fernanda, Profesora de Instituto Aconcagua

Ingeniera en Alimentos, www.institutoaconcagua.com.ar

spot_img

CURIOSIDADES SOBRE LAS FRUTAS Y HORTALIZAS

Consumes de forma habitual frutas y hortalizas, pero es muy probable que muchas cosas sobre ellas desconoces. A continuación, vamos a darte a conocer algunos de los datos más peculiares que seguro te sorprenderán.

 

  • Las bananas son muy buenas contra la acidez de estómago.
  • Si tiras una manzana al agua, ésta flotará. Esto es debido a que son porosas, un 25% de ellas es simplemente aire.
  • El consumo de sandía mejorará el aspecto de tu piel y de tu cabello.
  • Un kiwi tiene dos veces más vitamina C que una naranja.
  • La frutilla es la única fruta que tiene las semillas en su exterior y, ¡puede llegar a tener hasta 200!
  • La remolacha comestible, contrariamente a lo que se piensa no engorda. Sólo presenta 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos, lo mismo que el zapallo, la zanahoria y la calabaza.
  • Las frutas rojas fortalecen la salud cardíaca; las verdes, el sistema óseo, y las azules y moradas, la memoria.
  • Una palta tiene mucho más potasio que un plátano.
  • El higo es una de las frutas que cuentan con más antigüedad. Además, media taza de higos contiene tanto calcio como media taza de leche.
  • Prevención de aborto. El consumo regular de frutas y verduras durante el embarazo puede disminuir los riesgos de aborto espontáneo hasta en un 50%.
  • Una manzana al día te mantiene saludable, ya que disminuye los niveles de colesterol de la sangre, aporta vitaminas C y E y potasio y aumenta las defensas del organismo, además de blanquear los dientes.
  • Los pimientos son frutas, si creías que eran verduras estabas en un error, pues nacen de las semillas de una flor, lo que la convierte en fruta. Lo mismo ocurre con los pepinos, las calabazas y la palta.
  • La lenteja es más nutritiva que la carne. Esta afirmación se cumple sólo si se la combina con trigo, arroz o cebada. En realidad, todas las legumbres son una excelente fuente de energía y proteínas.
  • El consumo de frutos secos de forma habitual hace menos probable que sufras un infarto de corazón.
  • Las aceitunas son muy saludables. Son muy buenas para las personas que tienen anemia por su alto contenido en hierro. Previenen enfermedades cardiacas y del aparato circulatorio. Su alta cantidad en fibra ayudan a regular el intestino y contra el estreñimiento.
  • Las pepitas de sandía se comen: Sí, se comen y de hecho son una gran fuente de fibra, magnesio, zinc, grasas poliinsaturadas, proteínas vegetales, entre muchos más beneficios.
  • El rojo es tu mejor aliado antiedad: El color rojizo de las frutas y verduras se debe al licopeno, un poderoso antioxidante que te ayudará a prevenir el envejecimiento celular.
  • Los tomates son mejores cocinados: Aunque la mayoría de alimentos pierden sus propiedades al ser calentados o cocinados, los expertos han demostrado que al calentar los tomates intensificamos el licopeno (un gran antioxidante) contenido en ellos por lo que se convierten en un alimento aún más saludable que si estuviera crudo.
  • El color de los chiles no dice absolutamente nada sobre su sabor. En cambio, su tamaño sí lo hace. Cuanto más pequeño es un chile, más picante e intenso será su sabor.
  • Si quieres ayudar a prevenir resfriados, las naranjas no son tus únicas aliadas. De hecho, el perejil, el pimiento rojo, el brócoli o el kiwi tienen más cantidad de vitamina C.
  • Hortalizas como la cebolla, ajo y puerro ayudan a prevenir el cáncer de estómago y colorrectal.
  • Melón y sandía, mejor al mediodía: Aunque son deliciosas, no se recomienda su consumo por la noche, ya que debido a su gran cantidad de agua fermentan muy rápido en el estómago y pueden causar indigestión.
  • Las hojas para ensalada se parecen, pero son muy distintas. La col es buena para el cansancio, el berro es rico en vitamina A y C y la lechuga es perfecta para el intestino. Las espinacas, por su parte, son una fuente inagotable de vitamina A, C, E, magnesio, hierro y ácido fólico.
  • Al pelar o cortar las frutas, cambiamos las propiedades de las mismas. Esto sucede porque el contacto con la luz y sobre todo con el aire produce oxidación y pérdida de vitamina C, por lo que, si no lo vamos a comer al momento, mejor no manipular la fruta.
  • La banana ayuda a controlar el peso, ya que nos ayuda a sentirnos saciados y, contrariamente a lo que se cree, no es muy calórico. Su alto contenido en pectina contribuye al control de la grelina (la hormona implicada en el aumento del apetito) y el de leptina ayuda a alcanzar el estado de saciedad y aumenta el gasto energético.
  • Cocción de los vegetales: para que mantengan el máximo de vitaminas y minerales no solo depende del tiempo de cocción, también de la cantidad de líquido que añadas. En ambos casos, cuanto menos, mejor.
  • Las aceitunas tienen vitamina E y son muy beneficiosas para los bebés. Se recomienda agregar a la dieta 2 o 3 aceitunas a partir de los 6 meses de edad. Además, por su alto contenido en vitamina E la piel de las aceitunas es excelente para el tratamiento de las quemaduras.
  • Comer zanahorias mejora la vista, ya que contienen vitamina A, al igual que el zapallo, el durazno y los vegetales de hoja verde.
  • Almendras y avellanas para iluminar la piel. La vitamina E es una gran aliada para cuidar de nuestra piel. Aunque está presente en varios frutos secos, son las almendras y las avellanas las que más contienen.
  • El melón y el kiwi tienen bastante sal, no se recomienda su ingesta en grandes cantidades en personas hipertensas.
  • Una naranja al día protege tus ojos. Las personas que comen a diario naranjas tienen un 60% menos riesgo de degeneración macular asociada a la edad (DMAE).
PARA REFLEXIONAR: “Amarse”
VER
Error
VER

 

Sánchez María Fernanda, Profesora de Instituto Aconcagua

Ingeniera en Alimentos, www.institutoaconcagua.com.ar

spot_img