23.1 C
San Juan
miércoles, octubre 27, 2021

La pandemia fue la excusa que llegó a los sanjuaninos a pedir ayuda


«Han crecido las consultas considerablemente tanto a nivel público como privado. Mucha gente perdió el miedo a consultar. Ahora se anima. Mucha gente se animó a pedir ayuda de distintas maneras: virtual, telefónica, etc», explicó Tamarit. A esto le adjuntó una observación valiosa por demás. «La pandemia obligó al área de la salud a ofrecerle a la gente otros servicios. Obligó por ejemplo a las farmacias, a que hagan algo que antes parecía imposible, que fue aceptar una receta por WhatsApp. Eso es accesibilidad pura. La pandemia obligó a esas situaciones para evitar el contagio, pero si pensamos que hay miles de personas que todos los días no pueden acercarse a un centro de salud o a una farmacia, por otras cosas que no tienen que ver con el covid, y que ahora lo pueda hacer vía whatsapp es accesibilidad de tratamiento. Eso es lo positivo que debemos dejar y que no podemos volver para atrás. Ya generamos el cambio».

Sin dudas, la salud mental tuvo un gran giro. La gente se animó a hablar lo que le pasaba sin miedo al qué dirán. «Hoy se animan a decir que están en tratamiento, que toman medicación. No hay miedo de enfrentar una situación así en el trabajo, que es muy positivo. Durante mucho tiempo hubo gente que no decía en el trabajo que estaba bajo tratamiento por miedo a perderlo», remarcó.

A esta reflexión se le suma la conclusión de que esta pandemia del coronavirus fue «la excusa» perfecta que llevó a todos a pedir ayuda, «y si no lo fue para algunos, debería serlo. Porque la salud debe ser lo primordial y la pandemia nos enseñó y nos demostró eso».

Las consultas más comunes

Estos son los requisitos del Repro II para los salarios de agosto
VER

En los consultorios y en las líneas telefónicas que contuvieron a los sanjuaninos en momentos de crisis hubo una gran cantidad de casos de estrés, miedos y fobias. «Muchos manifestaron síntomas depresivos que terminaron siendo depresiones, como también -felizmente- no eran casos de depresión. «Hay que saber diferenciar. la depresión es una sumatorio muy especial de las cosas y no todo el que está triste está depresivo. Muchos se animaron a consultar sobre qué le estaba pasando», confió la profesional de Salud Pública.

La CGT marcha y realiza su acto por el Día de la Lealtad con el acompañamiento de organizaciones sociales
VER

Asimismo, lamentó una realidad: «Hubo muchos intentos de suicidios y suicidios consumados, lamentablemente. En este sentido, las cifras fueron alarmantes», detalló. A esta situación se le suman los números de violencia en general, que también fueron alarmantes.

En este sentido, explicó que la salud mental requiere de toda la sociedad para alcanzar el objetivo. Uno no puede salir adelante solo. Formamos parte de una sociedad con familias, clubes, iglesias, instituciones que nos ayudan a conservar nuestra salud y a perderla, a veces, también.

Yo tenía un perro negro llamado DEPRESIÓN

¿Cómo nos damos cuenta que alguien está cayendo de depresión?

Cuando una persona se muestra retraída, cada vez más y acrecienta su soledad, pierde el deseo de compartir, de realizar actividades, de hacer lo que le gustaba hacer. Si uno le ofrece ayuda y se niega, puede estar cayendo en depresión.

«A veces uno observa a un ser querido y se queda con una sensación extraña, cree que algo puede pasar, que no está bien, que algo malo puede hacer. Es una sensación interna de cada uno que despierta la alarma. En ese caso, nunca viene mal la consulta con un profesional«.

sus beneficios para la salud
VER

Lo mejor es acercarse y decir que «no la vemos bien», que necesita ayuda. «A veces no hace falta hablar demasiado, sólo hace falta estar. Los cuadros actúan de forma diferentes y en muchas oportunidades son muy severos y no permiten que la víctima pueda reaccionar.

window.fbAsyncInit = function() {
FB.init({
appId : ‘162957901051129’,
xfbml : true,
version : ‘v3.0’
});
FB.AppEvents.logPageView();
};
(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src=»https://connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v3.0&appId=162957901051129&autoLogAppEvents=1″;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));



Fuente:https://www.sanjuan8.com/

spot_img

La pandemia fue la excusa que llegó a los sanjuaninos a pedir ayuda

Decrece abruptamente la cantidad de internados por COVID: la ocupación de camas UTI es del 41 por ciento
VER


«Han crecido las consultas considerablemente tanto a nivel público como privado. Mucha gente perdió el miedo a consultar. Ahora se anima. Mucha gente se animó a pedir ayuda de distintas maneras: virtual, telefónica, etc», explicó Tamarit. A esto le adjuntó una observación valiosa por demás. «La pandemia obligó al área de la salud a ofrecerle a la gente otros servicios. Obligó por ejemplo a las farmacias, a que hagan algo que antes parecía imposible, que fue aceptar una receta por WhatsApp. Eso es accesibilidad pura. La pandemia obligó a esas situaciones para evitar el contagio, pero si pensamos que hay miles de personas que todos los días no pueden acercarse a un centro de salud o a una farmacia, por otras cosas que no tienen que ver con el covid, y que ahora lo pueda hacer vía whatsapp es accesibilidad de tratamiento. Eso es lo positivo que debemos dejar y que no podemos volver para atrás. Ya generamos el cambio».

Sin dudas, la salud mental tuvo un gran giro. La gente se animó a hablar lo que le pasaba sin miedo al qué dirán. «Hoy se animan a decir que están en tratamiento, que toman medicación. No hay miedo de enfrentar una situación así en el trabajo, que es muy positivo. Durante mucho tiempo hubo gente que no decía en el trabajo que estaba bajo tratamiento por miedo a perderlo», remarcó.

A esta reflexión se le suma la conclusión de que esta pandemia del coronavirus fue «la excusa» perfecta que llevó a todos a pedir ayuda, «y si no lo fue para algunos, debería serlo. Porque la salud debe ser lo primordial y la pandemia nos enseñó y nos demostró eso».

Las consultas más comunes

Decrece abruptamente la cantidad de internados por COVID: la ocupación de camas UTI es del 41 por ciento
VER

En los consultorios y en las líneas telefónicas que contuvieron a los sanjuaninos en momentos de crisis hubo una gran cantidad de casos de estrés, miedos y fobias. «Muchos manifestaron síntomas depresivos que terminaron siendo depresiones, como también -felizmente- no eran casos de depresión. «Hay que saber diferenciar. la depresión es una sumatorio muy especial de las cosas y no todo el que está triste está depresivo. Muchos se animaron a consultar sobre qué le estaba pasando», confió la profesional de Salud Pública.

Cuba vive las mayores protestas contra el gobierno desde la crisis de los años noventa
VER

Asimismo, lamentó una realidad: «Hubo muchos intentos de suicidios y suicidios consumados, lamentablemente. En este sentido, las cifras fueron alarmantes», detalló. A esta situación se le suman los números de violencia en general, que también fueron alarmantes.

En este sentido, explicó que la salud mental requiere de toda la sociedad para alcanzar el objetivo. Uno no puede salir adelante solo. Formamos parte de una sociedad con familias, clubes, iglesias, instituciones que nos ayudan a conservar nuestra salud y a perderla, a veces, también.

Yo tenía un perro negro llamado DEPRESIÓN

¿Cómo nos damos cuenta que alguien está cayendo de depresión?

Cuando una persona se muestra retraída, cada vez más y acrecienta su soledad, pierde el deseo de compartir, de realizar actividades, de hacer lo que le gustaba hacer. Si uno le ofrece ayuda y se niega, puede estar cayendo en depresión.

«A veces uno observa a un ser querido y se queda con una sensación extraña, cree que algo puede pasar, que no está bien, que algo malo puede hacer. Es una sensación interna de cada uno que despierta la alarma. En ese caso, nunca viene mal la consulta con un profesional«.

Se aprobó la vacuna Sinopharm para personas de 3 a 11 años
VER

Lo mejor es acercarse y decir que «no la vemos bien», que necesita ayuda. «A veces no hace falta hablar demasiado, sólo hace falta estar. Los cuadros actúan de forma diferentes y en muchas oportunidades son muy severos y no permiten que la víctima pueda reaccionar.

window.fbAsyncInit = function() {
FB.init({
appId : ‘162957901051129’,
xfbml : true,
version : ‘v3.0’
});
FB.AppEvents.logPageView();
};
(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src=»https://connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v3.0&appId=162957901051129&autoLogAppEvents=1″;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));



Fuente:https://www.sanjuan8.com/

spot_img