18.1 C
San Juan
sábado, diciembre 4, 2021

El Reino Unido revisa las medidas de seguridad de sus 650 diputados tras el asesinato de David Amess

La muerte a puñaladas de David Amess, de 69 años, cuando atendía cara a cara a los votantes de su circunscripción electoral, ha provocado una imagen de unidad entre los políticos británicos ausente desde hacía largo tiempo. El primer ministro, Boris Johnson, y el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, acudían juntos a depositar flores y mostrar sus condolencias a la iglesia de la localidad de Leigh-on-Sea donde este viernes fue asesinado el diputado conservador. La ministra del Interior, Priti Patel, ha mantenido ya conversaciones con el speaker (presidente) de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hole, con la Policía Metropolitana y con otros departamentos de seguridad, para poner en marcha dispositivos de refuerzo en torno a los 650 diputados británicos. Algunos de ellos han pedido que se imponga una pausa en la tradición de las llamadas surgeries, las reuniones semanales cara a cara de los parlamentarios con los electores de sus circunscripciones electorales en las que se atienden quejas y peticiones.

Seguir leyendo



Fuente:elpais.com/

spot_img

El Reino Unido revisa las medidas de seguridad de sus 650 diputados tras el asesinato de David Amess

La muerte a puñaladas de David Amess, de 69 años, cuando atendía cara a cara a los votantes de su circunscripción electoral, ha provocado una imagen de unidad entre los políticos británicos ausente desde hacía largo tiempo. El primer ministro, Boris Johnson, y el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, acudían juntos a depositar flores y mostrar sus condolencias a la iglesia de la localidad de Leigh-on-Sea donde este viernes fue asesinado el diputado conservador. La ministra del Interior, Priti Patel, ha mantenido ya conversaciones con el speaker (presidente) de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hole, con la Policía Metropolitana y con otros departamentos de seguridad, para poner en marcha dispositivos de refuerzo en torno a los 650 diputados británicos. Algunos de ellos han pedido que se imponga una pausa en la tradición de las llamadas surgeries, las reuniones semanales cara a cara de los parlamentarios con los electores de sus circunscripciones electorales en las que se atienden quejas y peticiones.

Seguir leyendo



Fuente:elpais.com/

spot_img