21.6 C
San Juan
miércoles, enero 19, 2022

Condenaron al intendente macrista Etchevarren por difamaciones contra un fiscal


El fiscal Escoda presentó la denuncia el 15 de junio de 2015 en la que acusaba haber sido por varios años objeto de «una campaña de desacreditación pública pergeñada» por el intendente y sostenía que las múltiples declaraciones de Etchevarren en su carácter de funcionario público, contenían una «serie de falsas y muy graves acusaciones, descalificaciones, difamaciones, injurias y todo otro tipo de agresiones absolutamente infundadas hacia su persona».

La querella planteó que estos hechos tuvieron lugar en medios de difusión masiva a nivel local, provincial y nacional, a lo que se sumó una denuncia presentada por el propio dirigente macrista contra el representante del Ministerio Público Fiscal ante la Secretaría Permanente de Enjuiciamento de Magistrados y Funcionarios bonaerenses. Todo comenzó, según Escoda, tras una serie de allanamientos que le tocó llevar adelante como fiscal en la comisaría de Dolores varios años atrás debido a una denuncia sobre falsificación de órdenes de allanamiento e irregularidades.

El fallo -que finalmente se resolvió en el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo 1 de Dolores- indica que «el señor Etchevarren ha sobrepasado holgadamente los límites que podría constituir una crítica funcional al desempeño de su cargo como Fiscal General del Departamento Judicial Dolores», en alusión al material proporcionado como evidencia en la causa. El magistrado Escobar también añade fragmentos de las declaraciones mediáticas del intendente para apoyar su decisión entre las que se pueden leer expresiones sobre el fiscal como que «defiende narcotraficantes» y es un «corrupto».

Se puede observar otras calificaciones como «sinvergüenza» y «parte de la banda» y dichos como «es vergonzoso el fiscal general que tenemos, Diego Escoda» y «acá podés tranquilamente vender droga porque estando Diego Escoda como fiscal general…». A su vez, el intendente macrista manifestó que Escoda «no es apto psicológicamente ni siquiera para ser fiscal general», también declaró «estos fiscales en vez de perseguir a los narcos persiguen a los intendentes como a mí… inventándome causas todos los días», y los trató de «indeseables».

El juez también tuvo en cuenta la reticencia del acusado a cumplir con ciertas instancias procesales y colaborar con la investigación, lo que consideró «una conducta reprochable de quien –ocupando una cargo electivo– debía predicar con su ejemplo, y no desentenderse completamente de un mandato judicial», una técnica que el macrismo y el propio expresidente utilizan con frecuencia cuando deben presentarse ante la justicia. «Es inconcebible que cualquier funcionario –sea cual fuere la jurisdicción o el cargo–, se ponga por sobre la ley y la Constitución por la que juró para ejercer el cargo”, planteó en el fallo.

Etchevarren fue encontrado culpable por “daño moral” y obligado a pagar un resarcimiento de al menos 1 millón y medio de pesos (valor estimado en el 2015, que deberá actualizarse según la tasa más alta del Banco Provincia para la captación de depósitos a plazo fijo a 30 días). La definición del magistrado Escobar también hace lugar al pedido del fiscal Escoda de que el fallo sea publicado en los medios de comunicación para reparar su imagen, mientras Google deberá eliminar de los motores de búsqueda todas las noticias que replicaron las difamaciones del intendente de Dolores.





Fuente:politicargentina.com

spot_img

Condenaron al intendente macrista Etchevarren por difamaciones contra un fiscal


El fiscal Escoda presentó la denuncia el 15 de junio de 2015 en la que acusaba haber sido por varios años objeto de «una campaña de desacreditación pública pergeñada» por el intendente y sostenía que las múltiples declaraciones de Etchevarren en su carácter de funcionario público, contenían una «serie de falsas y muy graves acusaciones, descalificaciones, difamaciones, injurias y todo otro tipo de agresiones absolutamente infundadas hacia su persona».

La querella planteó que estos hechos tuvieron lugar en medios de difusión masiva a nivel local, provincial y nacional, a lo que se sumó una denuncia presentada por el propio dirigente macrista contra el representante del Ministerio Público Fiscal ante la Secretaría Permanente de Enjuiciamento de Magistrados y Funcionarios bonaerenses. Todo comenzó, según Escoda, tras una serie de allanamientos que le tocó llevar adelante como fiscal en la comisaría de Dolores varios años atrás debido a una denuncia sobre falsificación de órdenes de allanamiento e irregularidades.

El fallo -que finalmente se resolvió en el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo 1 de Dolores- indica que «el señor Etchevarren ha sobrepasado holgadamente los límites que podría constituir una crítica funcional al desempeño de su cargo como Fiscal General del Departamento Judicial Dolores», en alusión al material proporcionado como evidencia en la causa. El magistrado Escobar también añade fragmentos de las declaraciones mediáticas del intendente para apoyar su decisión entre las que se pueden leer expresiones sobre el fiscal como que «defiende narcotraficantes» y es un «corrupto».

Se puede observar otras calificaciones como «sinvergüenza» y «parte de la banda» y dichos como «es vergonzoso el fiscal general que tenemos, Diego Escoda» y «acá podés tranquilamente vender droga porque estando Diego Escoda como fiscal general…». A su vez, el intendente macrista manifestó que Escoda «no es apto psicológicamente ni siquiera para ser fiscal general», también declaró «estos fiscales en vez de perseguir a los narcos persiguen a los intendentes como a mí… inventándome causas todos los días», y los trató de «indeseables».

El juez también tuvo en cuenta la reticencia del acusado a cumplir con ciertas instancias procesales y colaborar con la investigación, lo que consideró «una conducta reprochable de quien –ocupando una cargo electivo– debía predicar con su ejemplo, y no desentenderse completamente de un mandato judicial», una técnica que el macrismo y el propio expresidente utilizan con frecuencia cuando deben presentarse ante la justicia. «Es inconcebible que cualquier funcionario –sea cual fuere la jurisdicción o el cargo–, se ponga por sobre la ley y la Constitución por la que juró para ejercer el cargo”, planteó en el fallo.

Etchevarren fue encontrado culpable por “daño moral” y obligado a pagar un resarcimiento de al menos 1 millón y medio de pesos (valor estimado en el 2015, que deberá actualizarse según la tasa más alta del Banco Provincia para la captación de depósitos a plazo fijo a 30 días). La definición del magistrado Escobar también hace lugar al pedido del fiscal Escoda de que el fallo sea publicado en los medios de comunicación para reparar su imagen, mientras Google deberá eliminar de los motores de búsqueda todas las noticias que replicaron las difamaciones del intendente de Dolores.





Fuente:politicargentina.com

spot_img