33 C
San Juan
jueves, enero 20, 2022

De pandemia a endemia: qué implica que el coronavirus evolucione de esta manera


UN VIRUS ENDÉMICO

Significa que el virus seguirá circulando por la población de manera continua. Es exactamente lo mismo que ocurre con el virus de la gripe común. La confusión que surgió al principio de la pandemia, acerca de la posibilidad de que el coronavirus Sars-Cov-2 se pudiera contener es que la humanidad ha conseguido contener otros virus. Desde mediados de los años 70’s hay brotes ocasionales del ébola, pero siempre se han conseguido contener y ese patógeno no circula continuamente entre poblaciones humanas (aunque sí se queda circulando en sus reservorios animales).

Lo mismo ha ocurrido con las dos grandes epidemias de coronavirus que hemos sufrido durante las últimas décadas. La bautizada como SARS surgió en noviembre de 2002 y mató a 770 personas, pero no se ha vuelto a registrar ningún caso. El coronavirus que causa el MERS también ha provocado brotes acotados que han acabado con 800 vidas desde 2012, pero el virus no circula de manera continua entre los seres humanos (aunque sí lo hace entre los camellos).

Ahora bien, el motivo de porqué hemos podido controlar otros coronavirus y no este, es que el virus que causa la covid ha resultado ser mucho más contagioso que los coronavirus que causan el SARS y el MERS. En particular, el SARS-CoV-2 tiene una característica que no tienen todos los virus: se trasmite de un humano a otro incluso durante la fase asintómatica. Por eso es prácticamente imposible de erradicar por muchas medidas de distanciamiento social. Siempre habrá alguien contagiando que, sin saberlo, contagie a otros.

OTROS CORONAVIRUS ENDÉMICOS

Actualmente se conocen cuatr coronavirus que circulan de manera endémica en las poblaciones humanas. Esos virus se llaman 229E, HKU1, NL63 y OC43. Todos nosotros nos hemos contagiado alguna vez con esos virus. Causan infecciones muy leves, la mayoría de las veces imperceptibles. Incluso esos cuatro coronavirus podrían servirnos quizás como guía sobre un posible futuro del SARS-CoV-2 como virus endémico. Los científicos que han medido los anticuerpos de largo plazo (llamados IgG) y los de corto plazo (llamados IgM), frente a los cuatro coronavirus endémicos encuentran la siguiente distribución:

Esto significa que, de media, la primera infección que tenemos por estos virus se produce antes de los 5 años de edad y prácticamente toda la población se ha infectado antes de los 15 años. Una vez nos hemos infectado de niños, la presencia de anticuerpos IgG se mantiene durante toda la vida. Eso no quiere decir que no nos volvamos a infectar (de hecho, se registran reinfecciones en los adultos), pero sí que nuestro sistema inmunitario tiene mecanismos para reconocer al virus.

LA MORTALIDAD EN LOS NIÑOS ES MUY BAJA

Entonces, supongamos que el virus que provoca la covid sigue el patrón de los otros cuatro coronavirus endémicos que ya existen. En ese caso, una vez pasada la pandemia inicial, el virus se instalaría en lo que se llama un ‘estado estacionario’. En ese caso, las primeras infecciones ocurrirían desde niños, como hemos visto en los otros cuatro coronavirus. Y aquí viene la buena noticia: la mortalidad del coronavirus de la COVID es muy baja entre los humanos jóvenes, a diferencia del coronavirus del MERS. En el siguiente gráfico se ve cuál es la probabilidad de fallecer por una infección con diferentes coronavirus según la edad:





Fuente:politicargentina.com

spot_img

De pandemia a endemia: qué implica que el coronavirus evolucione de esta manera


UN VIRUS ENDÉMICO

Significa que el virus seguirá circulando por la población de manera continua. Es exactamente lo mismo que ocurre con el virus de la gripe común. La confusión que surgió al principio de la pandemia, acerca de la posibilidad de que el coronavirus Sars-Cov-2 se pudiera contener es que la humanidad ha conseguido contener otros virus. Desde mediados de los años 70’s hay brotes ocasionales del ébola, pero siempre se han conseguido contener y ese patógeno no circula continuamente entre poblaciones humanas (aunque sí se queda circulando en sus reservorios animales).

Lo mismo ha ocurrido con las dos grandes epidemias de coronavirus que hemos sufrido durante las últimas décadas. La bautizada como SARS surgió en noviembre de 2002 y mató a 770 personas, pero no se ha vuelto a registrar ningún caso. El coronavirus que causa el MERS también ha provocado brotes acotados que han acabado con 800 vidas desde 2012, pero el virus no circula de manera continua entre los seres humanos (aunque sí lo hace entre los camellos).

Ahora bien, el motivo de porqué hemos podido controlar otros coronavirus y no este, es que el virus que causa la covid ha resultado ser mucho más contagioso que los coronavirus que causan el SARS y el MERS. En particular, el SARS-CoV-2 tiene una característica que no tienen todos los virus: se trasmite de un humano a otro incluso durante la fase asintómatica. Por eso es prácticamente imposible de erradicar por muchas medidas de distanciamiento social. Siempre habrá alguien contagiando que, sin saberlo, contagie a otros.

OTROS CORONAVIRUS ENDÉMICOS

Actualmente se conocen cuatr coronavirus que circulan de manera endémica en las poblaciones humanas. Esos virus se llaman 229E, HKU1, NL63 y OC43. Todos nosotros nos hemos contagiado alguna vez con esos virus. Causan infecciones muy leves, la mayoría de las veces imperceptibles. Incluso esos cuatro coronavirus podrían servirnos quizás como guía sobre un posible futuro del SARS-CoV-2 como virus endémico. Los científicos que han medido los anticuerpos de largo plazo (llamados IgG) y los de corto plazo (llamados IgM), frente a los cuatro coronavirus endémicos encuentran la siguiente distribución:

Esto significa que, de media, la primera infección que tenemos por estos virus se produce antes de los 5 años de edad y prácticamente toda la población se ha infectado antes de los 15 años. Una vez nos hemos infectado de niños, la presencia de anticuerpos IgG se mantiene durante toda la vida. Eso no quiere decir que no nos volvamos a infectar (de hecho, se registran reinfecciones en los adultos), pero sí que nuestro sistema inmunitario tiene mecanismos para reconocer al virus.

LA MORTALIDAD EN LOS NIÑOS ES MUY BAJA

Entonces, supongamos que el virus que provoca la covid sigue el patrón de los otros cuatro coronavirus endémicos que ya existen. En ese caso, una vez pasada la pandemia inicial, el virus se instalaría en lo que se llama un ‘estado estacionario’. En ese caso, las primeras infecciones ocurrirían desde niños, como hemos visto en los otros cuatro coronavirus. Y aquí viene la buena noticia: la mortalidad del coronavirus de la COVID es muy baja entre los humanos jóvenes, a diferencia del coronavirus del MERS. En el siguiente gráfico se ve cuál es la probabilidad de fallecer por una infección con diferentes coronavirus según la edad:





Fuente:politicargentina.com

spot_img