4.4 C
San Juan
sábado, mayo 15, 2021
InicioMundoEl Metro de la Ciudad de México está plagado de problemas

El Metro de la Ciudad de México está plagado de problemas


El sistema de metro de la Ciudad de México, la capital en expansión del país, maneja a más de cuatro millones de pasajeros al día y es el segundo más grande de América, después del de la ciudad de Nueva York. Y cuando fue inaugurado en 1969, decorado con artefactos aztecas y frisos de estilo maya, era el orgullo de una nación.

Pero en los últimos años se ha convertido en un símbolo de la decadencia urbana.

Hubo preocupación por la integridad de las vías elevadas y las columnas de soporte en el tramo de vías donde ocurrió el accidente del lunes luego de que un poderoso terremoto azotara México en septiembre de 2017.

La infraestructura elevada de la línea del metro, conocida como Línea 12 o Línea Dorada, resultó dañada, informó el diario El Universal.

Más tarde ese mes, algunos residentes locales le dijeron a El Universal que temían que la infraestructura dañada colapsara. El diario informó en ese momento que una columna entre las estaciones de Olivos y Nopalera había sufrido daños estructurales. También informó que los ingenieros debían realizar un estudio de ultrasonido del acero de refuerzo en 300 columnas a lo largo de la porción elevada de la Línea 12.

No quedó claro de inmediato qué trabajo se había realizado para abordar los problemas de seguridad. Pero ha habido un amplio declive del sistema en los últimos años.

Mi curso intensivo para cubrir una pelea de UFC
VER

La Línea Dorada, donde ocurrió el accidente del lunes, se inauguró en 2012 y es la más nueva del sistema. Sin embargo, desde el principio, ha estado plagado de problemas.

Eritrea acuerda retirar tropas de Tigray, dice Etiopía
VER

Los trenes que pasaban por partes elevadas de la vía tuvieron que reducir la velocidad por temor a descarrilarse. Y solo 17 meses después de que se inauguró la línea de $ 2 mil millones, la ciudad suspendió el servicio en gran parte de ella.

El servicio se restauró más tarde, pero las preocupaciones sobre el sistema en su conjunto han aumentado.

El mes pasado, una de las 12 líneas de metro de la capital cerró después de un incendio en las vías. Y en enero, un incendio arrasó la sede del metro en el centro, mató a un oficial de policía y envió a otros 30 al hospital con inhalación de humo. Seis líneas de metro quedaron fuera de servicio temporalmente.

Los partidos de oposición culparon a la falta de mantenimiento del infierno, y el conservador Partido Acción Nacional presentó una denuncia penal contra la alcaldesa Claudia Sheinbaum y el jefe del metro de la Ciudad de México.

En marzo de 2020, una persona murió y al menos otras 41 resultaron heridas cuando dos trenes del metro chocaron en la Ciudad de México. La Sra. Sheinbaum dijo en ese momento que uno de los trenes aparentemente había retrocedido contra el otro. El video de los restos mostró que la fuerza de la colisión había dejado a uno de los trenes atascado encima del otro, según Reuters.

Bukele obstaculiza el proceso judicial para esclarecer la matanza de El Mozote en El Salvador
VER

Al mes siguiente, en la estación de Misterios, un acoplador de ferrocarril, un mecanismo utilizado para unir vagones de tren, se fracturó en el camino a su destino. Si bien ese incidente no provocó muertes, los trabajadores solicitaron más medidas de seguridad, informó El Universal.

Sin Castros y sin esperanza de cambios en Miami
VER

Otro descarrilamiento en 2018 envió ondas de choque a través de un suburbio de la Ciudad de México. Un tren que transportaba carga se salió de las vías y uno de sus vagones se estrelló contra una casa, matando a cinco personas.

El accidente grave más reciente ocurrió en 2015, cuando una colisión entre dos trenes dejó 12 muertos. En 1975, otra colisión de trenes en la estación Viaducto mató a 31 personas y dejó más de 70 heridos, según El Universal.

Después del accidente de 2015, se contrató a la empresa alemana TÜV Rheinland para examinar las circunstancias que podrían haberlo causado y sugerir mejoras tecnológicas. La compañía terminó su trabajo en 2017 y no participó en la investigación de la solidez de las estructuras existentes, dijo un portavoz.

«TÜV Rheinland supervisó el desarrollo de medidas de mejora para remediar problemas técnicos en la ingeniería de sistemas», dijo el portavoz, Jörg Meyer. «Nuestras actividades en ese momento no estaban relacionadas con la infraestructura del puente».



Fuente:nytimes.com/

spot_img
Cerrar