16.2 C
San Juan
miércoles, abril 21, 2021
InicioMundoMigrantes en Nueva York encuentran trabas para la vacunación

Migrantes en Nueva York encuentran trabas para la vacunación


El estado está realizando “charlas hogareñas” en línea y en varios idiomas, además está abriendo nuevos sitios de vacunación en Brooklyn y Queens, y sigue instalando locales temporales junto con organizaciones vecinales, señaló Rossana Rosado, secretaria de Estado de Nueva York y copresidenta del Equipo de Trabajo para Equidad en la Vacunación del estado.

A pesar de todo, se siguen presentando obstáculos.

Mientras caminaba por la avenida Flatbush en Brooklyn, Derrick Williams, de 72 años, colgó el teléfono después de hablar con su hija, quien, según él, había intentado conseguirle una cita. Williams, un migrante jamaiquino, se quejó de la tecnología porque le había dificultado inscribirse. “Las personas de la tercera edad no entendemos el teléfono, la computadora”, opinó Williams, mientras agitaba su iPhone. “Deben facilitarnos más el trámite”.

Mucha gente indicó que la saturación de citas había sido un obstáculo. Yesenia Abreu, de 42 años, una secretaria de la escuela de manejo Pagan Driving School en Washington Heights, Manhattan, comentó que había intentado agendar una cita para su tía. “Mi tía no sabe cómo bregar con la tecnología, y la página siempre se cae”, se quejó Abreu, quien también acusó a la ciudad de no brindar suficiente información en español.

El jardín de los placeres de Calígula, desenterrado y restaurado
VER
¿Es necesario usar dos cubrebocas al mismo tiempo?
VER

Muchas de las personas entrevistadas —entre ellas gente que ya era elegible para la vacuna, como adultos mayores y repartidores de restaurantes— dijeron que no habían intentado conseguir una cita porque les preocupaban los rumores sobre los efectos secundarios leves o la gente que había muerto después de ser vacunada, aunque no se haya encontrado una relación directa.

“Mi familia coincide en este asunto; no quieren que me vacune. Me atendré a usar una mascarilla”, comentó Ao Gui Qin, una inmigrante de 68 años originaria de China. El último año, Ao ha vendido mascarillas y alcohol para las manos en una acera de Flushing, Queens, y hace poco empezó a ofrecer una mascarilla de 5 dólares con la imagen del presidente Joe Biden.

Joe Biden promete regularizar a 11 millones de inmigrantes si llega a la presidencia
VER

Twahair Mohammad, quien es de Birmania, se detuvo para hablar con el Times mientras entregaba comida en su vecindario de Elmhurst, Queens. Dijo que prefería esperar y ver si había efectos secundarios de la vacuna. “En este momento tengo miedo”, dijo Mohammad, de 39 años, quien entrega comida para una aplicación en una bicicleta eléctrica. “La necesito, pero no lo haré ahora”.

Boko Haram se atribuye el secuestro de los estudiantes de Nigeria, a cientos de kilómetros de sus bases
VER

Mariam Diallo, de 42 años, residente del sur del Bronx y originaria de Guinea, dijo que no estaba interesada en la vacuna y que era poco probable que cambiara de opinión cuando le llegara su turno. “No quiero introducir ninguna bacteria en mi cuerpo”, dijo.



Fuente:nytimes.com/

spot_img
Cerrar