10.4 C
San Juan
martes, septiembre 22, 2020
Inicio Mundo Un alto funcionario del Reino Unido dimite tras los cambios en el...

Un alto funcionario del Reino Unido dimite tras los cambios en el plan del Brexit autorizados por Johnson

Un alto funcionario del Reino Unido dimite tras los cambios en el plan del Brexit autorizados por Johnson

El jefe del departamento Legal, Jonathan Jones, declara estar “muy disgustado” con la decisión del Ejecutivo de cambiar de forma unilateral algunas cláusulas del Acuerdo de Retirada

Manifestantes en una protesta anti-Brexit, en Londres el pasado junio.
Manifestantes en una protesta anti-Brexit, en Londres el pasado junio.TOBY MELVILLE / Reuters

El alto funcionario al mando del departamento legal del Gobierno del Reino Unido, Jonathan Jones (58 años), ha renunciado a su puesto horas después de que se hicieran públicos los planes de Johnson para alterar unilateralmente parte del Acuerdo de Retirada firmado entre Londres y Bruselas. Varios medios británicos han confirmado la decisión de Jones, que sería el sexto servidor público de alto rango que abandona este año el barco por sus desacuerdos con el equipo de Downing Street. Todavía no ha habido una comunicación oficial de la decisión, pero el silencio mantenido por el Gobierno en las últimas horas resulta revelador.

El diario The Financial Times cita a dos fuentes anónimas con conocimiento directo de la situación que aseguran que Jones estaba “muy disgustado” con la decisión del Ejecutivo de cambiar por su cuenta, a través de una nueva ley, algunas de las cláusulas de un tratado internacional que, como tal, tiene fuerza jurídica vinculante. En concreto, el Gobierno de Johnson pretende restar validez a la obligación de comunicar a Bruselas cualquier subvención pública que reciban en el futuro las empresas radicadas en Irlanda del Norte. Junto a eso, el nuevo proyecto de Ley de Mercado Interno del Reino Unido excusa a esas mismas empresas de cumplimentar declaración de aduanas cuando exporten sus productos al resto del territorio del Reino Unido, y viceversa. Bajo los términos del Acuerdo de Retirada, y más en concreto bajo el anexo del Protocolo para Irlanda del Norte, este territorio seguiría formando parte del Mercado Interior de la UE, y por lo tanto debería someterse a sus reglas.

La disputada herencia del terrateniente Manubens
VER
La disputada herencia del terrateniente Manubens
VER

Las negociaciones para intentar acordar un nuevo tratado de libre comercio entre el Reino Unido y la UE se han reanudado este martes en Londres, en un nuevo intento de desencallar unas conversaciones que no avanzan y para las que se estrecha el calendario. El periodo de transición finaliza el próximo 31 de diciembre, y si no se alcanza un acuerdo, el Brexit duro será una realidad que las empresas británicas contemplan como una catástrofe económica. Mucho más grave después de la situación de crisis provocada por el coronavirus.

El abandono del Pantanal y la Amazonia amenaza las inversiones en Brasil
VER

Resulta difícil entender un movimiento jurídico tan dañino en esta fase del proceso, y las dos únicas explicaciones posibles apuntan a razones tácticas o políticas más que a una necesidad jurídica. Johnson podría haber tomado la decisión para añadir presión a unas negociaciones que, bajo su óptica, siempre se resuelven en el último momento. O bien estaría lanzando a los conservadores euroescépticos y a los unionistas norirlandeses el mensaje de que mantendrá su promesa de que todo el Reino Unido salga en bloque de la UE.

Decenas de denuncias por acoso laboral envuelven a la CIDH y la OEA en un escándalo con tintes políticos
VER

Oficialmente, el Gobierno británico asegura que actúa de “buena fe”, y que los cambios legales incorporados en los últimos días tienen la finalidad de “atar cabos sueltos” y evitar confusión en el futuro. La voluntad de Downing Street, asegura el equipo de Johnson, sigue siendo la de intentar alcanzar un acuerdo con la UE antes del próximo Consejo Europeo del 15 de octubre. Desde Bruselas, sin embargo, se han encendido las alertas ante una maniobra de aparente deslealtad que corre el riesgo de dinamitar puentes.

Fabián Gutiérrez: un asesinato que profundiza la brecha política en Argentina
VER

“Jonathan Jones es un impresionante abogado y una persona muy decente. Un servidor público leal. Si no puede mantenerse al frente de su puesto, debe haber algo muy podrido en este Gobierno. Temerario, incumplidor de la ley y que arroja a la basura las mejores tradiciones del Reino Unido”, ha escrito en su cuenta de la red social Twitter Charlie Falconer, portavoz de Justicia de la oposición laborista.

Como Abogado del Tesoro y secretario permanente del Departamento Legal del Gobierno, Jones es el máximo responsable en el asesoramiento legal al Ejecutivo en la redacción de cualquier texto jurídico, así como el principal supervisor de cualquier conflicto presente y futuro en los tribunales que implique a Downing Street. Su dimisión supone un duro golpe para el prestigio internacional del equipo de Johnson, y arroja serias dudas sobre la “buena fe” proclamada de la última maniobra.

Trump anuncia que prohibirá el uso de TikTok en Estados Unidos
VER

Fuente:feeds.elpais.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí