El Xeneize se impuso por 2-1 en la ida y ahora le ganó 3-1 al Tomba. Su próximo rival será Vélez o Lanús.

En un partido accidentado, condicionado por el diluvio, Boca cumplió con su misión: le ganó 3-1 a Godoy Cruz y avanzó a los cuartos de final de la Copa de la Superliga: Ramón Ábila -en dos oportunidades- y Mauro Zárate convirtieron para el conjunto vencedor; Richard Prieto descontó para la visita. El duelo estuvo interrumpido durante la primera etapa porque el césped de la Bombonera no soportó la la copiosa lluvia que cayó durante la jornada.

En el encuentro de ida, disputado en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, el “Xeneize” se había impuesto por 2 a 1. Ahora espera rival, que saldrá del cruce entre Vélez y Lanús, que se miden este lunes.

Con una alineación alternativa (el entrenador resguardó a varios de los futbolistas que ganaron la Supercopa Argentina el último jueves frente a Rosario Central), Boca fue superior, aunque pasó varios momentos de zozobra ante los juveniles del “Tomba”, sobre todo cuando el encuentro se desvirtuó por el agua acumulada.

El remozado Godoy Cruz que dispuso Lucas Bernardi para Godoy Cruz propuso presión extendida, obligado por el resultado. A partir del buen juego de Ángel González (pretendido por Alfaro en el receso de verano), la visita buscó progresar el el campo y comenzar dando el golpe. Pero Boca no perdonó en la primera oportunidad que tuvo: a los 5 minutos, usufructuó una pelota parada para ponerse 1-0. Almedra peinó un córner en el primer palo y “Wanchope” Ábila le puso su sello a la conquista.

También te puede interesar...
ATAQUE SALVAJE CONTRA PEÑAROL: el duro motivo por el que descafiliaron al equipo puntano

El gol motivó a los dueños de casa, que empezó a mostrar sus mejores recursos: la movilidad de Tevez, las proyecciones de Weigandt, algunas pinceladas de Reynoso. Así, “Carlitos” -2 veces-, Ábila y Pavón tuvieron la ampliación del marcador, sin pericia en la definición. Todo, en el contexto de un diluvio que condicionó el desarrollo, porque el balón comenzó a quedarse en los charcos y el traslado se complicó. Eso generó roces entre los futbolistas.

Y a los 29 minutos, el árbitro Facundo Tello tomó la decisión de interrumpir el partido porque el campo de juego se cargó de agua y el juego se había desnaturalizado. “Vamos a esperar y ponerle voluntad para que el partido se juegue”, dijo el juez.

Luego de que la intensidad de la lluvia disminuyera y del trabajo de los trabajadores de Boca, el partido se reanudó 40 minutos después. Funcionó como reinicio para el empuje del “Tomba”, que se adaptó mejor a las condiciones del campo y, buscando por aire, con juego directo, inquietó en un par de oportunidades a la defensa de Boca.

El campo de juego le jugó una mala pasada a Boca: Reynoso, lesionado, debió dejar el campo y en su lugar ingresó Nahitán Nandez. Pero a los 10 minutos logró ampliar el score: Weigandt estiró para Pavón, quien asistió nuevamente a Ábila para que, en soledad, pusiera el 2-0.

También te puede interesar...
ATAQUE SALVAJE CONTRA PEÑAROL: el duro motivo por el que descafiliaron al equipo puntano

Bernardi no se rindió y con los cambios pretendió darle un segundo aire al elenco mendocino. Barboza, Verdugo y Prieto le dieron otra vivacidad y el paraguayo Prieto, a los 35 minutos del segundo tiempo, dibujó una buena acción personal y, con un toque cruzado, firmó el 2-1 y sacó al encuentro del bache.

Sin embargo, Mauro Zárate le cerró la puerta a cualquier esperanza de remontada de Godoy Cruz. Ramírez armó mal la barrera y el exjugador de Vélez, de tiro libre y desde un ángulo incómodo, marcó el 3-1 y sentenció el pasaje para Boca.

Fuente: DIARIO DE CUYO

Deja tu Comentario

comentarios