Publicidad Dahir Motos

Las dos entidades de productores se reunirán a fin de mes para armar una estrategia, pedirán al gobernador que los acompañe en el reclamo ante Nación.

común y esperan que los acompañe el gobernador, Sergio Uñac, para liderar los pedidos a la Nación.

La cosecha comenzó con las uvas de mesa y si bien aún no comienza el grueso de las finas y comunes (las últimas en salir) ya hay versiones de precios en el mercado.

“Los rumores dicen que las mosteras van a salir a ofrecer $6 de base, cosa que nos parece una barbaridad porque el mosto subió 200 dólares, pasó de 1.200 dólares la tonelada a los actuales 1.400 dólares, aunque las mosteras lo niegan. Una cuenta gruesa nos da 13 pesos para el kilo de uva mostera, si consideramos que para elaborar una tonelada de mosto se necesitan 4 toneladas de uva (dependiendo del tenor azucarino de la uva). Estamos afinando números para sacar bien los costos energía, que sabemos que no es barato, para definir bien cuánto podrían pagar la uva mostera (que son uvas comunes). Pero si están vendiendo el mosto más caro y el dólar vale 108 % más que el año pasado, la uva debería valer 110 % más que el año pasado, si en 2018 pagaron 4,10 pesos, ahora deberían pagar 8 pesos por lo menos”, dijo Eduardo Garcés, presidente de la Federación de Viñateros de San Juan.

El productor contó que el panorama de la uva para pasas promete mejor comportamiento, siempre y cuando el productor que tiene variedades sin semilla coseche y guarde la pasa para vender en el momento en que las exportadoras lo requieran.

“El año pasado la uva para pasas se pagó a $3,50 en el inicio de la temporada, por eso se fueron muchos kilos a mosto. Pero el que hizo pasa en su finca, después vendió la pasa 1,20 -1,40 dólar” señaló Garcés.

Algo “desastroso” pasó este año con la uva de mesa primicia, por la que le pagaron al productor 12 pesos los primeros días de diciembre y ese kilo de uva se vendió en Buenos Aires a 199 pesos. Hoy le pagan al productor 8 pesos por el kilo de uva en fresco.

Juan José Ramos, presidente de la Asociación de Viñateros Independientes (AVI) dijo que son pocos los productores que exportan uva de mesa y los que lo hacen no están comprando a terceros ya que sólo venden sus propias uvas. Esto se debe principalmente al seguimiento del origen de la uva y sus tratamientos.

Algo “desastroso” pasó este año con la uva de mesa primicia, por la que le pagaron al productor 12 pesos los primeros días de diciembre y ese kilo de uva se vendió en Buenos Aires a 199 pesos.

 

“No hay compradores-exportadores para uva de mesa en San Juan porque ya no están los que eran grandes jugadores, Expofrut y Patagonian. Quedó un número reducido de productores que exportan lo que producen porque hay que hacer el seguimiento de la uva en origen por los requerimientos del mercado”, dijo Ramos.

Respecto a los precios de las uvas para vinificar, Ramos señaló que hoy el precio del vino es menor o igual al de hace un año. “Los productores que elaboraron tienen valores que implican para la uva un precio igual al del año pasado, $4,20 para las comunes, y $15 para las finas como el Malbec. Pero este año no sabemos lo que puede pasar porque no hay interés de las grandes bodegas de comprar, primero porque hay excedente vínico y además porque es alta la tasa de interés para plazos fijos entonces las bodegas prefieren apostar al negocio financiero antes que tener vino guardado”, aseguró Ramos.

Ambas entidades, que nuclean a la mayoría de los viñateros de la provincia, realizarán una asamblea el próximo jueves 31 de enero (a las 20 en la sede de la AVI) para analizar la situación y pedirle al gobernador “que se ponga al frente del reclamo viñatero y nos acompañe para reunirnos con Dante Sica (ministro de Producción de la Nación), porque esta crisis se puede resolver con medidas que no le implican poner plata al gobierno, como correr la fecha de liberación al 1 de agosto, lo que implica 2 meses de despacho y se reducen los excedentes”, señaló Ramos.

Fuente: TIEMPO DE SAN JUAN

Deja tu Comentario

comentarios

Publicidad