Seguro que este artículo te desvela dudas que siempre has tenido sobre la historia, evolución y detección del dopajeDopaje, razones médicas y éticas para huir de él

Fuente médica: Doctor Juan García-Nieto Portabella, fundador y director médico en Imesport, unidad de medicina del deporte del Centro Médico Teknon de Barcelona, centro miembro de Top Doctor, empresa líder mundial en localización de doctores y centros médicos. En puedes encontrar una selección de 2.700 prestigiosos médicos españoles.

El doctor especializado en Medicina Deportiva Juan García-Nieto Portabella habla de los efectos perjudiciales que el dopaje puede tener para la salud y de otras curiosidades sobre esta práctica que tanta tinta, polémicas y decepciones ha generado al mundo del deporte.

¿Qué es el dopaje?

El dopaje es el uso de sustancias prohibidas o de la manipulación sanguínea para aumentar el rendimiento físico del deportista.

Formas de dopaje

Las formas más habituales de dopaje son la manipulación de la sangre tanto con transfusiones propias como ajenas para conseguir una mejora artificial de la captación de oxígeno, o a través de la inyección de sustancia como la EPO con el fin de aumentar también el rendimiento aeróbico; y el dopaje androgénico para conseguir el aumento artificial de la masa muscular a través de la inyección de hormonas como la Hormona del Crecimiento.

Otros métodos no tan habituales de dopaje son aquellos en los que el deportista busca mejorar su excitación; o por el contrario bajar pulsaciones, algo muy ventajoso en disciplinas como el tiro con arco, el golf o las competiciones automovilísticas.

¿Cuál fue el origen del dopaje?

El dopaje ha existido casi desde que el hombre es hombre, ya en la Antigua Grecia sus atletas utilizaban la efedrina para mejorar su rendimiento deportivo, así como la cafeína y la cocaína en América. Pero lo que se considera como “profesionalización” del dopaje empezó más o menos hará unos 50 años, conforme la legitimación social del deportista iba creciendo así como el dinero en juego, muchos vieron el dopaje como una forma válida de acortar el camino para conseguir ese prestigio social y no perder los elevados premios económicos que podrían encontrar detrás de mejorar sus marcas.

¿Por qué está prohibido?

Para entender su prohibición debemos atender a dos cuestiones: en primer lugar un tema ético relacionado con la igualdad competitiva, el deporte busca al mejor que sea capaz de ganar sin saltarse las reglas, que inicie el camino a la victoria desde condiciones de partida similares. Utilizar métodos que acortan tiempos en la consecución de objetivos de forma tramposa y oscurantista va totalmente contra la ética deportiva, no es lícito conseguir en meses por una “ayuda química” lo que tu contrincante ha tardado años en lograr, moralmente esa medalla nunca podría valer lo mismo que la de otro que la ha conseguido de forma limpia.

Por otro lado, cada vez hay más investigaciones que muestran que un dopaje hormonal sistemático y prolongado en el tiempo podría acortar la vida de muchos deportistas sanos. Es bastante común encontrar biografías de grandes campeones de, por ejemplo, el ciclismo que han fallecido prematuramente con solo 60 años, demasiado pronto para ser personas que han gozado de una forma física sobresaliente toda su vida.

Fuente: https://www.sportlifeargentina.com