Está internada en el Rawson, necesita sangre y se niega a recibirla por su religión, Periódico San Juan

Los Testigos de Jehová no pueden recibir sangre porque la religión impide este tipo de procedimientos médicos. En el ámbito de la salud pública sanjuanina hay un caso que tiene como protagonista a una fiel de esta religión cristiana.

Se trata de Sara Bustos, una mujer de 38 de Zonda, que ingresó al nosocomio con un aborto espontáneo. Como perdió mucha sangre durante la pérdida, los médicos recomendaron una transfusión de sangre que ella se niega a recibirla.

En el caso ya intervino la Justicia. El juez Pablo Flores será quien deberá decidir en base a la legislación qué deben hacer los médicos ante una situación muy delicada, que tiene a Sara grave por las pérdidas de sangre que su organismo soportó.

La mujer tiene un acta firmada ante un escribano público que impide que pueda recibir sangre, aduciendo cuestiones religiosas.

Fuente: tiempodesanjuan.com