Publicidad Dahir Motos

El vehículo avanzó por una autopista de California en dirección a México pero se detuvo al costado del camino.

Una persona al volante de un auto bordó destartalado tiene en vilo a la policía este jueves en California, en Estados Unidos, tras una persecución de casi tres horas que alcanzó proporciones épicas.

El conductor resultó ser un hombre cuyo nombre y motivación aún no trascendieron. La policía se acercó a su vehículo con un perro a la cabeza.

El hombre abrió la puerta del auto cuando se acercaron los policías con el perro y el animal se abalanzó sobre él y le produjo heridas en la cara que necesitaron la atención de paramédicos. Los oficiales rodearon al conductor y lo redujeron.

Seguido por varios patrulleros y hasta un helicóptero policial, el Honda Civic se detuvo al costado de la autopista I-5 a la altura de Camp Pendleton, la principal base en la Costa Oeste del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos.

El vehículo partió de la ciudad de Culver tras un tiroteo y se cree que quien lo conducía tenía un arma, informó el sitio ABCNews.

Varios patrulleros rodearon el auto e intentaron comenzar una negociación con el conductor que lo manejó más de 150 kilómetros a gran velocidad hacia el sur, quizás con la idea de llegar a la frontera con México.

Oficiales de policía intentaron chocar el auto y dispararle, con lo que su vidrio trasero quedó destrozado. Al principio de la persecución, el conductor atropelló a un hombre que estaba en una moto.

Fuente: SANJUAN8.COM

Deja tu Comentario

comentarios

Publicidad