Murió Roberto Sánchez, el histórico vendedor ambulante del centro sanjuanino, Periódico San Juan

«Mi nombre es Roberto Sánchez, soy como el Sandro del centro». Las palabras pertenecen a Roberto Joaquín Sánchez, el tradicional vendedor ambulante que recorría las calles del microcentro desde hace más de medio siglo. Hoy su cara y su nombre pasarán a formar parte de hermosos recuerdos para muchos. Es que Roberto falleció este fin de semana tras no reponerse a un problema de salud que lo llevó hace tiempo al quirófano.

El vendedor, que tenía 74 años de edad, era un personaje urbano del Gran San Juan que durante la época escolar vendía revistas y material didáctico para niños como rompecabezas, obras para colorar o libros de cuentos infantiles. Pero fuera del ingreso o egreso de los chicos de las escuelas, solía estar sobre avenia Libertador vendiendo porta tarjetas sube o diferentes elementos de venta ambulante. Además solía transitar la Terminal de Omnibus en diferentes horarios también con sus bolsos de objetos a ofertar.

«Cuando no me encuentre, pregunte a los chicos de por acá (sobre avenida Libertador y Rioja) sobre dónde está Roberto Sánchez, el Sandro, el «loco Sánchez», dijo bromeando a Diario La Provincia en diciembre pasado cuando buscaba acordar una entrevista con él. Luego confesaba que era de perfil bajo y que su tiempo cuando trabajaba vendiendo cosas en la calle se dedicaba exclusivamente a eso.

Roberto era ambulante desde muy pequeño y tenía un «sello» que lo hacía diferente a cualquier vendedor. No solo era su tono de voz sino «lloren chicos, lloren», «vengan vean», solía decir mientras caminaba por las calles del microcentro o donde se parara para vender. Incluso siempre adelantaba «sí señora, ya me acerco por ahí», cuando se paraba en cualquier colectivo para vender entre los pasajeros.

El vendedor es velado en la Cochería San Ramón y el último adiós será este lunes a las 16 horas en el Cementerio de la Capital.

Fuente: diariolaprovinciasj.com