Polémica en Avellaneda por el supuesto olvido de un nene en el balcón de un jardín de infantes, Periódico San Juan
Ocurrió ayer al mediodía en un establecimiento de la ciudad bonaerense de Avellaneda. Los vecinos observaron la situación y fueron a avisar sobre el hecho.

 

 

En un jardín de infantes de la localidad bonaerense de Gerli, en el partido de Avellaneda, ocurrió un insólito episodio: dejaron encerrado en un balcón a un chico de no más de de cuatro años.

Según el dueño de una parrilla ubicada en frente, el episodio duró «unos cinco minutos», hasta que tocaron el timbre del jardín de arte -como se promociona la institución- y retiraron al chico tomándolo por los tobillos.

Las condiciones precarias en las que cuidan a los nenes en el jardín Jugarte

«Uno de los muchachos llamó al 911 y golpeamos en el jardín. No salió nadie. Esto duró unos cinco minutos», contó. Después, «se asomaron y levantaron un poco la persiana, agarraron al nene de los tobillos y lo entraron» .

El hecho el martes y se difundió gracias a un video filmado desde la calle que publicó Anabella Pomponio, una vecina, en su cuenta de Facebook. Según se puede ver, el chico, que parecía tranquilo, estaba en un espacio muy reducido, entre las rejas del balcón y la persiana baja.

Polémica en Avellaneda por el supuesto olvido de un nene en el balcón de un jardín de infantes, Periódico San Juan

 

El nene tendría no más de 4 años; vecinos acusaron que permaneció encerrado durante «unos cinco o diez minutos»

Según defendió la dueña del jardín Jugarte, el nene estuvo apenas «unos segundos»  después de escaparse por una especie de orificio y eso fue «constatado» tanto por la policía como por la familia. «La persiana tiene un pedazo abierto. Lo pudieron constatar los familiares del niño. Se les explicó y tienen apoyo de la institución. El nene no tenía que estar allí y había una persona con ellos, no era que estaba solo»

 

Las versiones que defienden al jardín

El abogado de la directora del jardín Jugarte desmintió las acusaciones de descuido

Javier Garín, abogado de la institución, dijo que «no es cierto» que las autoridades del lugar se hayan enterado de lo ocurrido al llegar la policía, sino que para ese momento ya habían rescatado al chico y desmintió que el chico estuviera en penitencia y que fuera un episodio que durara minutos, sino que «fueron segundos». «No corrió ningún peligro», afirmó.

Además, Pablo, el tío de uno de lo chicos que asiste al jardín, al que lleva «siempre», reforzó la versión de Garín. «Realmente la ventana está trabada y en las filmaciones no se ve. El lugar es de 10 y las maestras son todas un amor, no maltratan nenes. Fue un descuido. Está mal, no lo justifico, pero no fue un castigo «, dijo, y añadió que «se acercó» por su cuenta para «aclarar» la situación y que «no conoce» al abogado de la institución.

 

 

Fuente:LA NACIÓN