23.5 C
San Juan
martes, enero 19, 2021
Inicio Mundo Ricardo Rosselló, exgobernador de Puerto Rico, dice que solo quiere trabajar por...

Ricardo Rosselló, exgobernador de Puerto Rico, dice que solo quiere trabajar por la isla


“Necesito mostrar el otro lado de esa historia”, dijo Rosselló. “Desde mi punto de vista, todo lo que hice, lo hice por la gente de Puerto Rico”.

Rosselló considera que ha sufrido de desorden de estrés postraumático tras los agitados días posteriores al huracán María (casi categoría 5) que arrasó la isla en el otoño de 2017 y mató a alrededor de 3000 personas. Los funcionarios fueron culpados por una preparación inadecuada, retrasos para restaurar la electricidad y por no admitir, al menos en un inicio, que muchas personas habían muerto.

Después, dijo Rosselló, estuvo una semana sin dormir y salió personalmente a ayudar a rescatar a la gente varada en los tejados. Dice que, incluso después de dejar el cargo, se despertaba en medio de la noche, incapaz de dormir.

“Las muertes de María son un dolor terrible, terrible que siempre llevo”, dijo.

Su partido político también ha sufrido las consecuencias: logró conservar la gubernatura en la elección de noviembre pero perdió la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado de Puerto Rico. Luego de décadas de bipartidismo, los candidatos de otros partidos han extendido significativamente su participación en la carrera por la gubernatura, una señal de que se está gestando un reacomodo político.

Yarimar Bonilla, antropóloga política del Hunter College que se especializa en Puerto Rico, dijo que los cambios reflejados en la última elección eran monumentales y que confirmaban que el activismo surgido luego del escándalo de los mensajes sigue vigente de maneras muy importantes. Rosselló, dijo, tenía razón al decir que las cosas empeoraron en la isla luego de su partida. Pero ella lo responsabiliza a él.

“Cada agencia es un fracaso total por todos los lacayos que nombró”, dijo y observó que el secretario de Salud que Rosselló había designado tuvo que renunciar cuando los médicos revelaron la falta de pruebas para el coronavirus. El exgobernador será recordado por los miembros de su administración que fueron acusados de corrupción, el cierre de escuelas para ahorrar dinero y su cruzada por privatizar hasta las playas, afirma Bonilla.



Fuente:nytimes.com/

Cerrar