Publicidad Dahir Motos

Luego de que Liliana Loyola muriera producto de las graves heridas que sufrió por las quemaduras que le habría ocasionado su propio hijo, fue atrapado el hombre que tenía pedido de captura internacional.

A pocas horas de que Liliana Loyola muriera producto de las graves heridas que le ocasionó ser rociada con alcohol, el pasado 29 de noviembre, fue atrapado el único acusado, su propio hijo. Juan Eduardo Echegaray quedó tras las rejas, luego de que personal policial lo encontrara en una vivienda ubicada en Capital.

El hijo adoptivo de Liliana fue acusado de haberla maltratado durante años, hasta que fines de noviembre volvió a su casa a exigirle dinero y como la mujer se negó agarró una botella con alcohol y luego la prendió fuego. Esa fue la denuncia que realizaron los hermanos de la mujer en la Comisaría de la Mujer.

Un calvario que se extendió por muchos años

Liliana y su esposo adoptaron a Juan Eduardo Echegaray desde pequeño, y según personas allegadas, fue un chico conflictivo. Ya en la adolescencia comenzó con las adicciones, situación que empeoró la relación que mantenía con su madre.

El acusado comenzó con el maltrato verbal, que luego se extendió a lo físico. Echegaray, quien además cuenta con antecedentes penales, le pedía plata a su madre para poder comprar drogas, según dijeron algunos familiares y el pasado 29 de noviembre, Liliana quizás cansada de vivir situaciones extremas, se negó a darle efectivo y terminó quemada.

En la actualidad tiene pedido de captura internacional, pero parece que se lo tragó la tierra. Mientras tanto todas las fuerzas de seguridad están avisadas sobre su intensa búsqueda.

Si sos víctima de violencia familiar o conocés al alguien podés pedir ayuda a la línea gratuita 144.

Fuente: SANJUAN8.COM

Deja tu Comentario

comentarios

Publicidad